Ludwig Carrasco, continúa con su noble académica.

Desde su confinamiento, el destacado violinista y actual director de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes, Ludwig Carrasco ha realizado una intensa actividad cultural y académica a través de las redes sociales y medios virtuales.

En esta ocasión impartirá una Conferencia magistral, en el marco de los Seminarios de Composición musical a Arte Contemporáneo que imparte la Dra. Leticia Armijo en la Facultad de Ingeniería de la Univesidad Autónoma de Querétaro. El evento virtual tendrá lugar próximo martes 30 de junio de 12:00 a 14:00 hrs.

Para acceder a la Conferencia de tan destacado maestro, solicita tu ingreso a través de la página del Seminario.

Quién fuera también director de la Orquesta Filarmónica de Querétaro y fundador del Trio de Morelia, ha desarrollado una intensa labor en la normalización de la vida musical de México, incluyendo la obra de las compositoras de todos los tiempos en la programación de la orquesta. Además de promover el estreno de obras, también incluye obras de compositoras de la música universal, escasamente conocidas, contribuyendo así a la equidad de género en un país como México, golpeado por la violencia hacia las mujeres en general y en específico. Tan solo hace falta recordar el reciente caso de la saxofonista oaxaqueña que fue rociada con ácido, por no acceder a los ofrecimientos amorosos del diputado Juan Vera Carrizal.

​Ludwig Carrasco asume el cargo de Director Titular de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes (Ciudad de México) en septiembre de 2019. Su experiencia anterior incluye ser Director Titular de la Orquesta Filarmónica de Querétaro (México) por cinco temporadas así como Director Principal de la Sinfonietta Prometeo (Estados Unidos). ​

Cultiva por igual el repertorio sinfónico y el operístico, así como proyectos multidisciplinarios, dirigiendo producciones escénicas de obras tan diversas como Bastien und Bastienne (Mozart), An Index of Metals (Romitelli), Pierrot Lunaire (Schoenberg), Funny Girl (Styne) y Diálogos de Carmelitas (Poulenc), además del estreno mundial de las óperas La creciente (Georgina Derbez), Riesgo (Rogelio Sosa), The King’s Journey (Bobbie McKay), y Luciérnaga (Gabriela Ortiz). Recientemente, realizó el estreno en América Latina de la versión orquestal completa de El gran macabro de György Ligeti. Específicamente en el campo de la ópera, su repertorio abarca títulos fundamentales como Don Giovanni (Mozart), Le nozze di Figaro (Mozart), La bohème (Puccini), Eugene Onegin (Tchaikovsky) y Rigoletto (Verdi), a la vez que explora composiciones menos frecuentes entre las que destacan The Turn of the Screw (Britten), La romanzesca e l’uomo nero (Donizetti), Das Tagebuch der Anne Frank (Frid), Rodelinda (Handel), The Old Maid and the Thief (Menotti), Der Schauspieldirektor (Mozart), La cambiale di matrimonio (Rossini), Mavra (Stravinsky) y Bajazet (Vivaldi).

En su carrera como director y violinista ha ofrecido conciertos en treinta países de América, Asia y Europa, dirigiendo agrupaciones como la Orchestra del Palazzo Ricci, Ensemble Laboratorium, Gstaad Festival Orchestra, Sinfonietta Prometeo, Orquesta Sinfónica Nacional de México, Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, Orquesta Sinfónica de Xalapa, Orquesta Filarmónica de la UNAM, y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, entre muchas otras. Se ha presentado en escenarios que incluyen la Sala Dorada del Musikverein (Austria), Wiener Konzerthaus (Austria), Salzburger Festspielhaus (Austria), Tonhalle Zürich (Suiza), Berliner Philharmonie (Alemania), Gewandhaus Leipzig (Alemania), Konzerthaus Berlin (Alemania), KKL-Luzern (Suiza), Rudolphinum (República Checa), Parco della Musica (Italia), Carnegie Hall (EEUU), Kennedy Center for the Arts (EEUU), Lincoln Center (EEUU), National Arts Center (Canadá), Shizuoka Hall (Japón), Auditorio Nacional de Música (España), Sala Nezahualcóyotl (México), Teatro Teresa Carreño (Venezuela), y Palacio de Bellas Artes (México), así como en los importantes festivales internacionales de Salzburg, Lucerne, Davos, Ultraschall, Gstaad, Alicante, Santander, June in Buffalo, IMPULS, Bayreuth, Spoleto, Cervantino, y Tage für Neue Musik Zürich.

Fue ganador del Concurso de Directores de la Orquesta Sinfónica de Xalapa 2014 (México) y del 2013 Markowitz Award for Orchestral Conductors (Nueva York-Filadelfia), y ha recibido también el apoyo de reconocidas instituciones como la Fulbright Foundation, Fundación Carolina, Academia Musicale Chigiana y Ernst von Siemens Musikstiftung. Destaca el premio otorgado por la Fondazione Dragoni (Italia) en el año 2010 por sus actividades en la dirección orquestal. Desde el 2018 es miembro del programa de Creadores Escénicos con Trayectoria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México.

Se ha presentado en programas de radio y televisión en Alemania, España, EEUU, Italia, Japón, México y Suiza, además de participar en grabaciones para los sellos Amati, CC Michoacán, Cero Records, Clásicos Mexicanos, Columna Música, ECN, Forlane, Grammont, J-INC, K617, SF, Tañidos/SR, Tritó, UM y Warner Music.

Es un activo promotor de la música contemporánea, estrenando hasta la fecha más de 140 obras. Es este campo ha colaborado con distinguidos compositores entre los que se encuentran Erik Ullman, Mario Lavista, Ignacio Baca Lobera, Manuel Martínez Burgos, Javier Torres Maldonado, Gabriela Ortiz, Georgina Derbez, Hebert Vázquez, Andrea Portera y Da Jeong Choi.

Ludwig Carrasco, nacido en Morelia (México), inició sus estudios en su país natal, ampliando su formación en Alemania, Austria, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Suiza. Recibió su Licenciatura y Maestría en Música en las especialidades de Violín y Dirección de Orquesta, además de títulos de posgrado en Musicología y Gestión Cultural. Realizó sus estudios doctorales en Dirección Orquestal en la Northwestern University bajo la tutela de Victor Yampolsky, además de participar en clases magistrales y cursos con Neeme Järvi, Leonid Grin, Gennady Rozhdestvensky, Kenneth Kiesler y Gustav Meier.

 

 

UAQ transmitirá concierto “Arte y música en tiempos del coronavirus”

UAQ transmitirá concierto ‘Arte y música en tiempos del coronavirus’

Ángel Vargas | jueves, 04 jun 2020 21:11, Periódico La Jornada
Ciudad de México. Como parte del Seminario optativo de Composición musical y música electroacústica, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), este viernes se efectuará en vivo el concierto virtual Arte y música en tiempos del coronavirus.

Será transmitido en directo a partir de las 19 horas por Radio UAQ (89.5 de Fm) y en video por la página de Facebook del citado seminario, el cual es impartido por la compositora y musicóloga mexicana Leticia Armijo.

El programa está integrado por obras de 14 alumnos, entre los que se encuentran estudiantes de las facultades de Ingeniería y de Artes de ese casa de estudios. Las temáticas tienen como punto de partida la reflexión de sus autores sobre la naturaleza y la actual crisis epidémica.

Uno de los distintivos de este concierto es la presencia de las nuevas tecnologías, pues las piezas han sido realizadas con la diversidad de técnicas que ofrecen la música electroacústica y programas de audio y video.

El Seminario optativo de Composición musical y música electroacústica es uno de dos impartidos por Leticia Armijo en la UAQ. El otro es de Arte contemporáneo. Ambos fueron abiertos en la facultad de Ingeniería en 2018, al regreso de la también musicóloga y docente de una estancia académica en España.

“Las autoridades de esa universidad están muy interesadas en impulsar desde la Facultad de Ingeniería la creación de una nueva línea de investigación con la música electroacústica, la composición musical y, desde luego, todo lo relacionado con las áreas artísticas, para en un futuro crear un laboratorio de música electroacústica y de paisaje sonoro”, explica la también docente.

“Es una nueva tendencia de la música electroacústica y de la arquitectura. En está última disciplina hay un término novedoso de pensar los espacios arquitectónicos no sólo habitados por personas, sino también por los sonidos. Así es que se toma en cuenta a la naturaleza y a los seres humanos para hacer espacios más amables, más biológicos y que contribuyan a que el deterioro del planeta no continúe”.

Las clases están abiertas a estudiantes con y sin conocimientos musicales y entre sus objetivos se encuentra ayudar a crear la musicalización y la sonorización de las invenciones, diseños y demás proyectos realizados por los estudiantes.

Otra de las ramas del seminario es la investigación y, entre otros trabajos, la especialista prosigue con uno emprendido de manera conjunta con el médico Salvador Capistrán en 2006 de emplear la música como coadyuvante para tratar enfermedades frecuentes, entre ellas el cáncer, del sistema nervioso central y las articulaciones.

El concierto Arte y música en tiempos del coronavirus es el primero de un ciclo cuyas próximas presentaciones se transmitirán a través de la página del seminario en Facebook. En las siguientes sesiones se programarán las más de 30 obras que han resultado de las cuatro generaciones que han egresado hasta el momento.

 

Las mujeres más destacadas en la música clásica

La compositora mexicana Leticia Armijo, es considerada una de las mujeres más destacadas en la música clásica, así lo informa la organización Women in Music, en el artículo ” Las mujeres más destacadas en la música clásica”, publicado por el 6 de junio de 2020 en el periódico Excélsior.

CIUDAD DE MÉXICO.

Cuando era una joven estudiante de música en el Conservatorio nunca supe de una compañera que quisiera estudiar Dirección de Orquesta. Y es que no nos imaginábamos como Directoras porque solo veíamos hombres en ese rol. Las mujeres podíamos ser  intérpretes, sobre todo cantantes y pianistas. Pero no directoras, compositoras, tubistas o trompetistas porque estos, entre otros, no eran instrumentos “femeninos”. Sucedía en la España de los años 90, cuando las mujeres gozábamos de los mismos derechos, al menos en teoría, que los hombres.

Las razones por las que a lo largo de los siglos las mujeres no se han dedicado profesionalmente a la música no han sido distintas a aquellas que les impedían ser profesionales en otras disciplinas. Se podría decir que las únicas que han gozado de cierta notoriedad han sido las cantantes, por su papel principal y necesario en el repertorio operístico a partir de fin les del S. XVIII.

De hecho, son poquísimos los nombres que podemos asociar al mundo de la música clásica hasta bien entrado el S. XX. La compositora Hildegarda de Bingen (1098-1179), las cantantes y compositoras Francesca Caccini (1587-1640) y Barbara Strozzi (1619-1677), las pianistas y compositoras Clara Schumann (1819-1896) y Teresa Carreño (1853-1917), por citar algunas, son excepciones cuya excelencia esta fuera de toda duda, aunque esta haya sido reconocida a gran escala solo en las últimas décadas.

 

Ha sido a lo largo del Siglo XX cuando han comenzado a surgir figuras femeninas relacionadas con la composición, la dirección de orquesta y la interpretación, cuya repercusión y reconocimiento tienen la misma dimensión al que tradicionalmente han tenido los hombres. Aunque ¿recuerdan la polémica suscitada en los años 90 alrededor de la Orquesta Filarmónica de Viena? Sus miembros se opusieron a que las mujeres formaran parte de la plantilla hasta febrero de 1997.

Situaciones como estas nos dan una idea de lo lenta y fatigosa que ha sido, y sigue siendo, la incorporación de la mujer al mundo profesional de la música clásica. Aun así y a pesar de tanta oposición, podemos decir que las jóvenes del S. XXI tienen numerosos ejemplos de mujeres icónicas en las que reflejarseWanda Landowska (1879-1959), quien redescubrió la música antigua y su interpretación en el clavecín a principios del Siglo XX; la soprano María Callas (1923-1977), quizá la música que ha gozado de mayor popularidad; la violoncellista Jacqueline du Pré (1945-1987), a quien la esclerosis múltiple impidió continuar una excelente carrera; la extraordinaria compositora Sofiya Gubaidúlina (1931); o la pianista Martha Argerich (1941), quien a sus 79 años continúa combinando magistralmente una energía asombrosa con la sabiduría propia de una de las grandes músicas de nuestro tiempo.

La segunda mitad del Siglo XX ha sido particularmente fructífera para las mujeres en la música clásica. Y la Dirección de Orquesta disciplina que históricamente ha sufrido más impedimentos y en la que el cambio es más visible. Es justo recordar a Ethel Leginska (1886-1970) o Antonia Brico (1902-1989) porque iniciaron un camino inexplorado y hostil para las mujeres. Otras, como Sara Caldwell (1924-2006) o Marin Alsop (1956) serán recordadas, además de por sus excelentes interpretaciones, por ser las primeras mujeres que han dirigido la Orquesta del Metropolitan Opera House de Nueva York en 1976 y la de la Scala de Milán en el 2008, respectivamente. Pero tantas otras han superado la barrera de género y están desarrollando carreras dignas de mención: la australiana Simone Young (1961), la mexicana Alondra de la Parra (1980), o la joven lituana Mirga Grazinyte-Tyla (1986), son algunos ejemplos.

 

A pesar de que en el campo de la composición la excelencia femenina es indiscutible, según la organización Women in Music, de los 1445 conciertos organizados por grandes orquestas de música clásica en 2018, solo 76 incluyeron al menos una pieza compuesta por mujeres. Entre otras, la finlandesa Kaija Saariaho (1952), la alemana Iris ter Schiphorst (1956), la mexicana Leticia Armijo (1961), la estadounidense Missy Mazzoli (1980) o la serbia Aleksandra Vrebalov (1970), luchan con sus magníficas composiciones para que esta situación cambie.

En cuanto a la interpretación, la lista de mujeres relevantes aumenta respecto a otras disciplinas. Las pianistas Maria Joao Pires (1944) y Mitsuko Uchida (1948), las sopranos Jessye Norman (1945-2019) y aquella especialista en música barroca y renacentista Emma Kirkby (1949), la gran dama del violín Ann Sophie Mutter (1963), la también portentosa violinista Midori Goto (1971), la flautista Irena Grafenauer (1957), la clarinetista Sabine Meyer (1959), o la joven violonchelista Camille Thoms (1988), son algunas de las grandes intérpretes de nuestro tiempo.

 

Y la representación de tantas mujeres que imaginaron y continúan imaginando una vida a través de la música con la esperanza de que su esfuerzo y genio sean las únicas condiciones para vivirla.

Leticia Armijo: una vida de música y feminismo

Tengo el honor de compartirles el excelente artículo publicado en La Crítica: “Leticia Armijo: una vida de música y feminismo”, escrito por Angélica Joselyn Soto Espinoza, narradora de historias de mujeres que resisten. Ella ejerce el periodismo con la convicción de que documentar nuestra realidad y hacerla pública -desde nuestra perspectiva y vivencia- subvierte la lógica patriarcal, le da autoridad a nuestros testimonios y construye otros imaginarios, otros mundos posibles. Gracias Joselyn, quien afirma escucha y escribe nuestras historias porque cree profundamente en el poder transformador de los relatos.

Música y arte en tiempos de coronavirus.

La Facultad de Ingeniería Universidad Autónoma de Querétaro, presentará un magno concierto virtual “Música y arte en tiempos de coronavirus”. Producido en el Seminario Optativo de Composición Musical y Seminario Optativo de Arte Contemporáneo, que imparte la compositora mexicana Dra. Leticia Armijo.

El concierto de fin de cursos se transmitirá a través de Radio Universidad Autónoma de Querétaro el 5 de junio a las 19:00 hrs. en el 89.5 FM.

Incluye obras de Elena Licona, Cuauhtémoc Arellano (Cuate), Naoki Sasaguri Yamamoto, Jesús Omar Domínguez, Lezzoby, César Valdemar, Citlali Guerrero, Marl Anton, Andrea Ramos, Urian Hernández, Mercedes González y Ana Hernández.

Los estudiantes de la Facultad de Ingeniería y de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Querétaro, se muestran agradecidos por el visionario apoyo de su Director Dr. Manuel Toledano, quién afirma que la cultura es fundamental en el desarrollo integral de ingenieros y arquitectos, así como de los estudiantes de otras facultades como la Facultad de Artes, además de los egresados que han regresado a estudiar en sendos seminarios como es el caso de Cuauhtémoc Arellano.

Preocupados por el futuro de la vida en el planeta, los estudiantes crearon obras musicales y videos en donde expresan sus ideales como lo comenta en entrevista Urián F. Hernández:

“Agradezco a la Dra. Leticia Armijo por la impartición del seminario así como la disponibilidad y entusiasmo mostrado con sus alumnos, de igual manera agradezco a la Universidad Autónoma de Querétaro y a la Facultad de Ingeniería de dicha institución por procurar una educación complementada en distintos ámbitos educativos, a Norita Muñoz, Alejando Colin, Vania Hernandez que fueron colaboradores en la realización de la obra y a las asociaciones y personas que buscan el cuidado colectivo del planeta.

Un concierto en donde las nuevas tecnologías estarán presentes, ya que las obras han sido realizadas con la diversidad de técnicas que ofrece la música electroacústica y programas de audio y video.

Es el futuro de la música y esta nueva realidad la que ha hecho posible, que los esfuerzos humanos y el talento de los estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro, nos muestren un nuevo sendero a través del cual podremos transformar y descubrir el valor de la adversidad para caminar hacia una vida plena.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑