Las mujeres más destacadas en la música clásica

La compositora mexicana Leticia Armijo, es considerada una de las mujeres más destacadas en la música clásica, así lo informa la organización Women in Music, en el artículo ” Las mujeres más destacadas en la música clásica”, publicado por el 6 de junio de 2020 en el periódico Excélsior.

CIUDAD DE MÉXICO.

Cuando era una joven estudiante de música en el Conservatorio nunca supe de una compañera que quisiera estudiar Dirección de Orquesta. Y es que no nos imaginábamos como Directoras porque solo veíamos hombres en ese rol. Las mujeres podíamos ser  intérpretes, sobre todo cantantes y pianistas. Pero no directoras, compositoras, tubistas o trompetistas porque estos, entre otros, no eran instrumentos “femeninos”. Sucedía en la España de los años 90, cuando las mujeres gozábamos de los mismos derechos, al menos en teoría, que los hombres.

Las razones por las que a lo largo de los siglos las mujeres no se han dedicado profesionalmente a la música no han sido distintas a aquellas que les impedían ser profesionales en otras disciplinas. Se podría decir que las únicas que han gozado de cierta notoriedad han sido las cantantes, por su papel principal y necesario en el repertorio operístico a partir de fin les del S. XVIII.

De hecho, son poquísimos los nombres que podemos asociar al mundo de la música clásica hasta bien entrado el S. XX. La compositora Hildegarda de Bingen (1098-1179), las cantantes y compositoras Francesca Caccini (1587-1640) y Barbara Strozzi (1619-1677), las pianistas y compositoras Clara Schumann (1819-1896) y Teresa Carreño (1853-1917), por citar algunas, son excepciones cuya excelencia esta fuera de toda duda, aunque esta haya sido reconocida a gran escala solo en las últimas décadas.

 

Ha sido a lo largo del Siglo XX cuando han comenzado a surgir figuras femeninas relacionadas con la composición, la dirección de orquesta y la interpretación, cuya repercusión y reconocimiento tienen la misma dimensión al que tradicionalmente han tenido los hombres. Aunque ¿recuerdan la polémica suscitada en los años 90 alrededor de la Orquesta Filarmónica de Viena? Sus miembros se opusieron a que las mujeres formaran parte de la plantilla hasta febrero de 1997.

Situaciones como estas nos dan una idea de lo lenta y fatigosa que ha sido, y sigue siendo, la incorporación de la mujer al mundo profesional de la música clásica. Aun así y a pesar de tanta oposición, podemos decir que las jóvenes del S. XXI tienen numerosos ejemplos de mujeres icónicas en las que reflejarseWanda Landowska (1879-1959), quien redescubrió la música antigua y su interpretación en el clavecín a principios del Siglo XX; la soprano María Callas (1923-1977), quizá la música que ha gozado de mayor popularidad; la violoncellista Jacqueline du Pré (1945-1987), a quien la esclerosis múltiple impidió continuar una excelente carrera; la extraordinaria compositora Sofiya Gubaidúlina (1931); o la pianista Martha Argerich (1941), quien a sus 79 años continúa combinando magistralmente una energía asombrosa con la sabiduría propia de una de las grandes músicas de nuestro tiempo.

La segunda mitad del Siglo XX ha sido particularmente fructífera para las mujeres en la música clásica. Y la Dirección de Orquesta disciplina que históricamente ha sufrido más impedimentos y en la que el cambio es más visible. Es justo recordar a Ethel Leginska (1886-1970) o Antonia Brico (1902-1989) porque iniciaron un camino inexplorado y hostil para las mujeres. Otras, como Sara Caldwell (1924-2006) o Marin Alsop (1956) serán recordadas, además de por sus excelentes interpretaciones, por ser las primeras mujeres que han dirigido la Orquesta del Metropolitan Opera House de Nueva York en 1976 y la de la Scala de Milán en el 2008, respectivamente. Pero tantas otras han superado la barrera de género y están desarrollando carreras dignas de mención: la australiana Simone Young (1961), la mexicana Alondra de la Parra (1980), o la joven lituana Mirga Grazinyte-Tyla (1986), son algunos ejemplos.

 

A pesar de que en el campo de la composición la excelencia femenina es indiscutible, según la organización Women in Music, de los 1445 conciertos organizados por grandes orquestas de música clásica en 2018, solo 76 incluyeron al menos una pieza compuesta por mujeres. Entre otras, la finlandesa Kaija Saariaho (1952), la alemana Iris ter Schiphorst (1956), la mexicana Leticia Armijo (1961), la estadounidense Missy Mazzoli (1980) o la serbia Aleksandra Vrebalov (1970), luchan con sus magníficas composiciones para que esta situación cambie.

En cuanto a la interpretación, la lista de mujeres relevantes aumenta respecto a otras disciplinas. Las pianistas Maria Joao Pires (1944) y Mitsuko Uchida (1948), las sopranos Jessye Norman (1945-2019) y aquella especialista en música barroca y renacentista Emma Kirkby (1949), la gran dama del violín Ann Sophie Mutter (1963), la también portentosa violinista Midori Goto (1971), la flautista Irena Grafenauer (1957), la clarinetista Sabine Meyer (1959), o la joven violonchelista Camille Thoms (1988), son algunas de las grandes intérpretes de nuestro tiempo.

 

Y la representación de tantas mujeres que imaginaron y continúan imaginando una vida a través de la música con la esperanza de que su esfuerzo y genio sean las únicas condiciones para vivirla.

3 comentarios sobre “Las mujeres más destacadas en la música clásica

Agrega el tuyo

  1. Muchas gracias por hacer esta página, tiene contenido muy valioso, y muchas gracias por su labor. Mi nombre es Valeria Espinosa, soy violista licenciada de la Fam UNAM, estoy muy interesada en la sonata dodecafónica para viola y piano de la compositora Gloria Tapia, pero no encuentro la música. Me preguntaba si usted tiene la partitura o sabe dónde puedo conseguirla. Muchas gracias.

    Me gusta

    1. En nuestro archivo tenemos la obra, suplicamos enviar tu correo para facilitar la obra. Requeriremos de que nos hagas una carta dirigida a la heredera de la obra, explicando que su utilización es sin fines de lucro así como explicar los fines, dirigida a Ana Viscaino Tapia, hija de la maestra. Además de una compromiso solicitando la obra comprometiéndote a escribir un agradecimiento a El Colecitvo Mujeres en la Música A.C. por haberte facilitado la obra en los programas de mano, tesis o cualquier estudio que se considere. al correo info@comuarte.org

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: